Enex se suma al uso de la tecnología para reducir riesgos en ruta.

viernes 12 de julio de 2019

Aplicaciones, GPS para monitorear la flota y dispositivos que evitan la somnolencia de los conductores, forman parte de los mecanismos de Enex para reducir un 70% los accidentes en ruta. 

La flota de Enex supera los 400 camiones, que llevan a cabo un recorrido de 2,9 millones de kilómetros al mes, transportando más de 280 mil m3 de combustible. Esto, equivale a recorrer Chile 600 veces al mes. Pese a la magnitud de la exposición, en 2018 logramos nuestras metas de negocio reduciendo en un 70% los accidentes en ruta y en un 65% la accidentabilidad. ¿El secreto?: la tecnología. 

“Nuestro objetivo es contribuir a crear una cultura de seguridad en el país, concientizando a los distintos actores sobre la importancia de reducir los accidentes viales y cómo lograrlo”, explica Ronny Cornejo Velásquez, Sub Gerente Corporativo de Salud, Seguridad y Medio Ambiente de Enex. “Nuestra estrategia ha sido exitosa hasta ahora, gracias a que convertimos a la tecnología en un pilar fundamental”.

Algunas acciones claves son la concentración de data y el monitoreo en el Centro de Control Operacional (CCO), para verificar indicadores claves, desde la incidencia humana del conductor, hasta la calidad de la tecnología que se incorporó a las máquinas.

“Nos parece fundamental apoyar a los conductores con un seguimiento de factores de riesgo como fatiga, distracción y somnolencia en ruta. Implementamos tecnología de punta en 90 máquinas que circulan por rutas críticas. Se trata del dispositivo DSS Fleet, que ayuda a identificar en línea la somnolencia y las distracciones, mediante un sensor para el procesamiento de imágenes que basa su funcionamiento en una alarma sonora y vibratoria, permitiendo así monitorear el nivel de atención que tiene un conductor en el camino. Con esto pudimos detectar oportunamente y marcar una trazabilidad de las condiciones que pueden incidir en la fatiga y velar por la concentración del conductor en la ruta”, agrega.

A ello se suma el control de los excesos de velocidad, con un monitoreo en línea, que funciona a través de GPS instalado en el 100% de los equipos, una plataforma de control de gestión de transportes y una aplicación desarrollada por la misma compañía llamada “Seguridad Proactiva. Esta permite fiscalizar las acreditaciones de conductores y del equipo, asegurando así la trazabilidad de la información clave en ámbitos de seguridad y operación.