Enex Gas a Domicilio

Nos encargamos de todas tus necesidades de Gas Licuado 

 
Encontrar la solución adecuada para las necesidades particulares de tu negocio implica asociarte con un experto en gas licuado que comprenda tu negocio. Por ello, en Enex no solo nos encargamos de entregar tu gas licuado a donde lo necesites, sino que también somo un socio estratégico clave para tu negocio y agregar valor a tus operaciones.
 
Adicional al servicio de delivery, ofrecemos asesoramiento energético y diseños de proyectos energéticos de gas licuado, según las necesidades particulares de cada cliente. Si tu empresa está interesada en migrar desde el Diésel u otro tipo de combustible al gas licuado, pero no posee el nivel de capital necesario para hacerlo, en Enex te podemos ayudar.
 
Partimos desde el dimensionamiento, instalación, conexión del equipamiento que utiliza gas licuado, y en el caso de ser un proyecto de llave en mano, la inscripción en la Superintendencia de Electricidad de Combustible. Dependiendo del tipo de proyecto, es posible aportar parte o la totalidad de la inversión involucrada en este, apoyándote en la migración hacia la nueva fuente de energía y en la obtención, financiación e instalación del nuevo equipamiento.
 
Los servicios anteriores se suman al suministro y despacho de gas licuado, y en una atención permanente hacia el cliente, con el fin de prestar un servicio personalizado que agregue valor con Enex, pasando a ser un aliado y no solo un simple proveedor de gas licuado.

¿Qué ofrecemos de diferente?

Al acceder a los servicios de Gas Licuado de Enex, no solo encuentras productos y soluciones energéticas complementarias al gas licuado, sino que facilidades adicionales para tu negocio. Por ejemplo, para aquellas empresas que aún ocupan Diesel en sus operaciones, pueden optar a convertir sus procesos a GLP, y al mismo tiempo mantener la opción de utilizar su combustible original, en donde ambos pueden ser suministrados directamente por Enex. De esta manera, al tener acceso a ambos puedes comparar rendimientos y ahorros, pudiendo optar por aquel que te sea más conveniente y competitivo en un determinado momento a lo largo del tiempo.

Beneficios del gas licuado para las empresas

Energía limpia: Dado que el gas licuado es un combustible bajo en carbono, este se combustiona de manera más limpia y funciona de manera más eficiente que el gas natural, la bencina y el diésel. En comparación con la alimentación regular eléctrica, las máquinas que funcionan con gas licuado pueden reducir drásticamente los costos de energía y el impacto ambiental.
 
Es segura: El gas licuado es una energía muy segura, teniendo en cuenta que su  inflamabilidad es más baja que cualquier combustible alternativo, emitiendo menos de la mitad de los gases de efecto invernadero que la electricidad. Por otra parte, dado que el gas licuado no se acumula ni deja residuos, una fuga no contaminará el agua ni el suelo, y no causará daños a su hogar, familia o empleados.
 
Energía de bajo costo: Las máquinas que funcionan con gas licuado son energéticamente eficientes. A pesar de que el precio del gas licuado es más alto que el de la electricidad, las altas eficiencias de este permiten que un cliente use menos energía cuando se comparan contra equipos y máquinas que funcionan con electricidad o combustible.

Preguntas frecuentes

¿Qué es el gas licuado? 

Hoy en día el gas licuado es uno de los combustibles alternativos más utilizados, pero este hace  mucho más que simplemente alimentar tu parrilla o cocina a gas. El gas licuado, también conocido como gas licuado de petróleo, es un subproducto del refinamiento y procesamiento del gas natural y petróleo. El gas licuado principalmente es una mezcla de 2 gases: butano y propano. Esta es una fuente de energía segura, limpia, confiable y potente que puede abastecer a hogares, negocios e industrias por igual.

 

Gas natural y gas licuado: ¿Cuál es la diferencia?

Tanto el gas licuado como el gas natural son combustibles, pero presentan diferencias entre ellos. De manera simplificada, la principal distinción entre los dos es que el gas licuado se comprime a un formato líquido, y se vende en balones de gas o se transporta por camiones a un estanque de almacenamiento.

Por otra parte, el gas natural es un combustible fósil que se encuentra en la naturaleza, por debajo de la superficie terrestre. El gas natural está compuesto principalmente de metano, pero en realidad es una mezcla de gases que contiene cantidades más pequeñas de propano, butano y etano. Al comercializar el gas natural, este se mantiene siempre en un estado gaseoso y se transporta hacia las viviendas, negocios o industrias directamente mediante un gasoducto.

Preguntas frecuentes

Gas licuado: ¿Cómo se obtiene?

Quizás has visto balones de gas siendo entregados, en una ferretería o probablemente has utilizado uno para un asado en tu casa. Pero, ¿te has preguntado cómo se fabrica u obtiene el gas licuado?
 
Como mencionamos arriba, el gas licuado es principalmente es una mezcla de 2 gases: butano y propano, ambos encontrados en la naturaleza junto con el gas natural y el petróleo. El gas licuado se obtiene al separar el propano del gas natural durante su procesamiento, a menudo mediante refrigeración. Debido a lo anterior, y contrario a la creencia popular, el gas licuado no se fabrica a partir del gas natural, sino que se extrae de él.
 
Existe otro método de fabricación de gas licuado, en donde el propano también se extrae del petróleo crudo, pero calentándolo a través de una torre de destilación. Una vez que el propano está aislado, se presuriza para que pueda almacenarse como líquido en los cilindros, balones y tanques que puedes comprar.
 

Usos del gas licuado

El gas licuado es un combustible extremadamente versátil, pudiendo ser utilizado en una amplia variedad de aplicaciones. Por ejemplo, de manera doméstica, el gas licuado se usa comúnmente para calentar el hogar, cocinar y calentar el agua, especialmente en áreas rurales donde el gas natural no está disponible.
 
Por otra parte, dado que los balones de gas son portátiles, eficientes y potentes, a menudo se usan al aire libre en parrillas a gas, para calefacción e iluminación de patio en eventos, calefacción de piscinas y spa, y cocinillas de outdoor o camping.
 
Muchas industrias usan propano para alimentar sus negocios y empresas, como hoteles, restaurantes, constructoras, negocios agrícolas, por nombrar algunos. Utilizando gas licuado, pueden alimentar equipos para realizar trabajos como secado de cultivos, para generar calor y vapor, o para alimentar maquinarias como levanta cargas, cortadoras de pasto y mucho más.